El agua en Las Hurdes

CAMINOS DEL AGUA

Gargantas, torrentes, cascadas y meandros

hurdes03

hurdes39

hurdes24

hurdes27

hurdes49

Si por algo se caracteriza la comarca de Las Hurdes es porque la mayor parte de los pueblos que la forman se encuentran situados al borde de los ríos. En muchos de ellos, sólo el sonido del agua perturba el silencio de alquerías que en algunos casos están despobladas. Alejadas de grandes núcleos urbanos, la zona alta de esta comarca se integra y confunde con la naturaleza.

Desde Caminomorisco me dirijo a la alquería de Ovejuela para visitar la cascada conocida como el Chorrituelo, siguiendo una ruta circular por un agreste paraje de montaña y regresar por el río salvando la corriente varias veces por una pasarela de piedras.

Antes de regresar a Pinofranqueado decido adentrarme en el valle surcado por el río de Los Ángeles para admirar la recóndita y lejana cascada del Chorro de los Ángeles que puede contemplarse desde el mirador del Chorro colgado sobre el abismo frente a la cascada que se precipita desde la Sierra de Los Ángeles sobre la que planea majestuosa alguna ave rapaz.

Dejo atrás Caminomorisco y desde Nuñomoral me dirijo a una de sus alquerías: El Gasco, para visitar el atractivo chorro de la Miacera, una espectacular caída de agua con varios escalones. Para visitar después el Centro de Interpretación de la Casa Hurdana, una reconstrucción de la vivienda típica de la zona. Siguiendo el curso del río Malvellido donde desemboca el arroyo que viene de la Miacera hasta La Fragosa y Martilandrán puedo recrearme contemplando los serpenteantes meandros que forma esta corriente de escaso caudal.

Regreso a Nuñomoral, para dirigirme a Casares de Hurdes, localidad conocida por sus tamborileros. La siguiente parada la realizo en Ladrillar, pueblo al que se accede siguiendo por una carretera comarcal desde la que se divisa el paisaje de esta zona de la provincia cacereña. En él destacan comunidades rurales construidas a base de pizarra y piedra. En verano se puede disfrutar de un baño en el río que lleva el mismo nombre que el municipio.

El siguiente alto en el camino es en Las Mestas, junto a la confluencia de los ríos Batuecas y Ladrillar, a dos kilómetros del límite de la provincia de Salamanca. Desde Las Mestas continúo hasta Riomalo de Abajo para acercarme hasta el meandro que hay en sus proximidades siguiendo una ruta bien señalizada. Se trata del meandro del Melero en el río Alagón y cuya vista más espectacular se consigue desde el mirador de la Antigua. Desde aquí regreso a Vegas de Coria junto al río Ángeles y su piscina natural. Pero antes de volver a Nuñomoral, es obligatorio visitar que Cambrón y su Centro de Interpretación del Agua y Medio Ambiente. Para emprender el regreso por Caminomorisco y Pinofranqueado.

Finalmente, para poner el colofón a este recorrido por la ruta del agua, decido visitar el abandonado pueblo de Granadilla, una amurallada villa medieval con su castillo y su iglesia, que emerge del embalse del río Alagón y que afortunadamente quedó a salvo de verse inundado por sus aguas embalsadas, pese que fue desalojado de sus habitantes cuando se construyó la presa.

Ser en la vida romero

La Cruz de CaravacaSanto Toribio de Liébana • Cruz de Mayo en FeriaCinco hojas de higuera • El agua en Las HurdesUn castillo, un puente, un monasterioAquí viene el mayoRenaciente maravilla • Cuatro lugares de La ManchaPor tierras de ToledoUna postal navideñaLas fuentes del GuadianaCaminando por La VeraPatios cordobesesMadrid, Madrid, Madrid…

INICIOSUBIR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s